Sucursales: Recoleta (011) 4815-1067 // 15-4043-9238 | Santa Fe Capital (0342) 4532198 | consultas@clinicamusacchio.com.ar

Pulido Químico

El mejor candidato para la dermoabrasión

La dermoabrasión puede mejorar su apariencia y su autoestima, pero ningún tratamiento quita todas las cicatrices o previene el envejecimiento. Sus expectativas deben ser razonables. Le explicaremos que grado de mejoría puede esperar.

Pueden beneficiarse de la dermoabrasión mujeres y hombres de todas las edades, desde jóvenes a pacientes adultos. Aunque los pacientes mayores cicatrizan más lentamente, son más importantes otros factores como tipo de piel, color, e historia medica. En pieles muy oscuras puede haber algún grado de perdida de color, por ello es conveniente tratar lo que denominamos unidades estéticas, que son zonas faciales que tienen un color similar en toda su superficie. Las personas que desarrollan reacciones alérgicas, o que tienen frecuentemente ampollas, pueden experimentar un enrojecimiento mayor. Si tiene pecas, estas pueden desaparecer en el área tratada..
Además preferimos no realizar el tratamiento durante las fases activas del acne, ya que hay un riesgo alto de infección. Lo mismo puede ocurrir en pieles sometidas previamente a radioterapia, pieles quemadas, o aquellas ya sometidas a peelings.

La dermoabrasión es una técnica segura cuando es realizada por un cirujano plástico cualificado. El riesgo más común es el cambio en la pigmentación de la piel. Puede presentarse en algunos pacientes un oscurecimiento de la piel, generalmente causado por exposición al sol en los días o meses siguientes a la cirugía. Por otro lado, en otras ocasiones la piel puede palidecer ligeramente.

A pesar de que la infección y la cicatrización anormal son raras en estos tratamientos cutáneos, son posibles. Algunos individuos desarrollan tejido cicatricial excesivo (queloides o cicatrices hipertróficas); estas complicaciones suelen ser tratadas mediante la inyección de medicamentos esteroideos, que suavizan la cicatriz.